Publicado: 9 de Agosto de 2017

Descubre los mejores trucos para dormir de un tirón


  

¿Últimamente das vueltas y vueltas en la cama? ¿Te despiertas a lo largo de la noche? ¿Te cuesta conciliar el sueño después? Sabemos que esta situación desespera a cualquiera, así que vamos a ofrecerte uno consejos que te ayudarán a dormir a pierna suelta y de un tirón durante toda la noche. ¡Se acabaron las noches en vela! 




Ante todo, lo primero que te aconsejamos es que no te agobies, ya que generalmente son etapas transitorias. Mientras llega ese momento, te recomendamos que sigas una serie de pautas que te ayudarán a recuperar tu ansiado descanso.   



¿Sabías que las rutinas favorecen el reposo?



Llevar una vida ordenada es algo muy positivo a todos los niveles y, cómo no, también ayuda a la mejora de la calidad del sueño. Por eso, te animamos a que establezcas una rutina todas las noches: 



- Apaga el móvil y la tableta.



- Date un baño o una ducha relajante.



- Tómate un vaso de leche o una infusión.



- Cepíllate los dientes.



- Dedica unos minutos a alguna lectura ligera.



Esto es sólo un ejemplo, puedes crearte la rutina que quieras, pero sé fiel a ella y síguela durante unos días. Verás cómo te ayuda a dormir más y, sobre todo, mejor. 



Además de esto, queremos detallarte qué cosas te pueden ayudar y cuáles te pueden perjudicar a la hora de disfrutar de un sueño profundo y duradero. Empezamos.






Los principales enemigos del sueño prolongado



Si quieres dormir de un tirón, es fundamental que te acuestes tranquilo, libre de preocupaciones -en la medida de lo posible-, y en un estado mental relajado. Por eso, debes evitar:



- La televisión, el móvil y la tableta. Olvídate de ellos un buen rato antes de acostarte. Apágalos o ponlos en modo avión, lo que prefieras, pero mantente alejado de ellos. 



- El ejercicio cuando no toca. Practicar cualquier deporte es muy sano y te ayudará a dormir más, pero... ¡debes evitarlo a última hora de la tarde y por la noche! Es mucho mejor hacerlo por la mañana o por la tarde, ya que, de lo contrario, te irás a la cama acelerado (y eso es justo lo contrario de lo que estamos buscando). 



- Las cenas copiosas. No hay nada peor para el descanso que un estómago lleno y una digestión pesada. Recuerda: las cenas, siempre ligeritas y al menos una hora y media antes de acostarte.  



- El alcohol y el tabaco. Son muy nocivos para todo, también para el descanso por sus efectos estimulantes.



- El ruido y la luz. Silencio y oscuridad son dos premisas básicas para disfrutar de un sueño libre de interrupciones. 



- El frío y calor excesivos. Trata de mantener tu habitación en una temperatura óptima. En los meses de calor puedes encender el aire acondicionado durante unos minutos antes de irte a acostar para refrescar el dormitorio. Y en invierno, no te tapes con mantas muy pesadas, siempre es más aconsejable hacerlo con edredones tipo 'nórdico'. 




¿Y qué te ayuda a dormir de un tirón?


- Escribir. Sí. Escribir es una buena forma de liberar la mente de preocupaciones. Si en unas líneas plasmas lo que te preocupa o, simplemente, haces una lista de tareas para el día siguiente, esto te ayudará a despejar tu mente para que pueda descansar mejor. 



- Leer. Una buena lectura antes de dormir te proporcionará grandes placeres. De hecho, numerosos estudios han demostrado que leer tan sólo unos minutos reduce considerablemente los niveles de estrés. 



- Las infusiones. La tila es un remedio tradicional y efectivo para relajarnos. Pero no es la única planta que destaca por sus propiedades beneficiosas en este sentido. También podemos recurrir a la hierba de San Juan o hipérico (calmante),  al lúpulo (sedante natural), a la pasiflora (anti-ansiedad) o a la melisa (para reducir el nerviosismo), entre otras.



- El mejor colchón posible y una buena almohada. No escatimes. La calidad del colchón que elijas repercutirá de manera directa en tu sueño y en tu salud. Además, te aconsejamos que utilices siempre una almohada que mantenga tu columna en una posición neutral, y una almohada por persona -evitando las dobles-, ya que cada persona tiene unas necesidades diferentes.



- Una ducha o baño. Pasar unos minutos bajo agua tibia, disfrutándola con todos los sentidos, es una forma más que eficaz de relajar tu cuerpo después de un día ajetreado.

www.colchonesbaratosenmadrid.es/es/producto/colchon-gravity/https://www.colchonesenmadrid.com/